Grupo "Alumni" contribuye con un ladrillo más en la construcción del puente Perú-Canadá.


Grupo
Más de 200 peruanos viajaron a Canadá el año pasado para continuar sus estudios de grado o postgrado, o seguir programas de estudios técnicos o de idiomas. Muchos de estos bien capacitados profesionales regresaron al Perú pero no encontraron muchas oportunidades para mantenerse en contacto con Canadá ni tampoco con otros peruanos que estudiaron en ese país.

"Lo que pasaba era que perdíamos contacto con otros peruanos que estudiaron en Canadá al igual que con las mismas Universidades", señaló Miguel Carazas, economista con una Maestría en Administración Financiera (MBA) otorgada en la universidad de Quebec.

A principios de este año, 80 exalumnos de diversas instituciones postsecundarias canadienses se reunieron para formar la Alumni Association for Residents in Peru with a Canadian Education (Asociación Alumni para Residentes en el Perú con Educación Canadiense). El objetivo de la asociación es proporcionar a sus miembros nuevas y creativas formas de interconectarse profesionalmente y de mantener vínculos con Canadá mientras se construyen y estrechan los nuevos vínculos entre los dos países.

"La asociación está programando organizar eventos que le brindarán a sus miembros la oportunidad de conocerse", señaló Carazas, presidente electo del grupo. El primer evento ha sido porgramado para la primera quincena de noviembre.

El grupo ya comenzó a trabajar una página web la que permitirá ofrecer información resumida a través de una base de datos y que puede ser consultada por empresas en el Perú así como canadienses y otras empresas multinacionales extranjeras.

Otros objetivos a largo plazo consideran proporcionar información sobre becas a fin de apoyar el intercambio académico entre los dos países, contando también con una inteligencia de mercado para contribuir con la promoción comercial entre Canadá y Perú. Los comités de la asociación "proporcionarán a nuestros miembros innumerables oportunidades para participar", señaló Carazas.

Entre los iniciadores de la asociación se encuentra la Embajada de Canadá en Lima, proporcionando la ayuda financiera indispensable para poner en marcha el proyecto. Kim Ferguson, Tercera Secretaria de la Embajada, compara a la asociación con un ladrillo más en el puente que une a Canadá con el Perú.

"Nos gustaría ver que la asociación vuelva a conectar a los graduados peruanos con Canadá, fortaleciendo los lazos culturales y académicos", señaló Ferguson. "Nos gustaría ver que la asociación vuelva a conectar a los graduados peruanos con Canadá, fortaleciendo los lazos culturales y académicos", señaló Ferguson. El personal de la embajada se sintió motivado cuando vio el éxito de este tipo de grupo en otros lugares de América Latina.

La Cámara de Comercio Canadá-Perú también tuvo una función esencial en la organización de la asociación a través de su apoyo administrativo y de infraestructura.

Su Director Ejecutivo, Sr. Adam McEniry, oriundo de Canadá, recuerda que cuando recién llegó al Perú, se dio con la sorpresa de encontrar a tantos peruanos calificados que habían estudiado en Canadá.

"Al reunir a estos profesionales se incrementa el enorme potencial de poder compartir el conocimiento entre los dos países", señaló McEniry.

Como una forma de ayudar a la asociación, la Cámara está ofreciendo a todos los miembros de la asociación descuentos en los pagos para participar en los eventos auspiciados por la Cámara.

La Alumini Association for Residents of Peru with a Canadian Education está abierta a cualquier persona que haya estudiado en Canadá, sin interesar el tiempo de su permanencia en dicho país, incluyendo programas cortos de idiomas y de certificación técnica. Tanto peruanos como canadienses que viven en el Perú están invitados a formar parte de la asociación.

Lima, setiembre de 2002




Banner
Banner
Banner